9.5.16 | Este sábado los cadetes se han proclamado victoriosos campeones de liga escolar de Valladolid. Hay algunos que quitan mérito y dicen que la escolar es más fácil que la federada, sin embargo, hay equipos escolares que por su categoría nada tienen que envidiar a cualquier federado. Y el equipo de Niara es uno de ellos.

Equipo al completo después del partido donde se proclamó campeón de liga
Equipo al completo después del partido donde se proclamó campeón de liga.

Cabe destacar que lo más glorioso de este equipo no es el resultado final, que sabe a dedada de miel; sino la progresión y el empeño por mejorar individual y colectivamente. Todos han tenido su parte de importancia, al igual que todos han tenido su mérito en el título conseguido.

David Ortiz dando órdenes a Manoch en el saque de banda

Este sábado se jugó el último partido de liga en las instalaciones de Niara. A pesar de haber conseguido la liga, los amarillos querían terminar la temporada con buenas sensaciones y lo consiguieron. En un partido en el que faltaron su estrella David Alonso y sus dos porteros Pablo Crespo y Pablo Millaruelo, la fuerza del equipo se impuso y consiguió ganar por 3-1 al quinto clasificado de la categoría, el Safa Grial.

Gran partido de todo el equipo, destacando el enorme derroche físico para estar juntos, ayudándose unos a otros en las coberturas y las buenas combinaciones a través de paredes y jugadas al primer toque. A destacar el partido de Pablo José Benito que actuó de portero improvisado con una actuación sobresaliente y a Alvaro Farto que anotó 2 goles y certificó la gran evolución que está teniendo en los últimos meses. El otro gol, obra de Mario, otro jugador que ha mejorado mucho sus prestaciones respecto a la temporada pasada.

Por último, también hay que citar a jugadores como Jesus, Javi, Quique, César o Rodrigo, sin olvidar al lesionado Jaime, del que esperamos una pronta recuperación y a Álvaro arqueros que también participó en los primeros meses de competición, antes de su viaje a USA. Ya solo queda disfrutar de los últimos entrenamientos y celebrar el título con el tradicional partidillo con los entrenadores y la barbacoa posterior.

26633342182_31993ac62f_z

Porque siempre sabía mejor el pase al segundo palo, al compañero, que meterlo personalmente; porque siempre era mejor la ayuda en la defensa que el arranque disparatado arriba; porque se entendían a la perfección cuando había que cubrir. Y todo esto, aprendido poco a poco, y como diría el Cholo: “partido a partido”.

TODAS LAS FOTOS EN LA GALERÍA DE FLICKR

Advertisements