7.5.16 | Para aprovechar el puente los de 2º, 3º y 4º de la ESO fuimos a hacer lo que más nos gusta; rutas en bici en el valle de Liébana. Y es que la ocasión la pintaban calva puesto que el párroco de aquel valle nos invitó a visitar aquel paraje. Gracias a las distintas excursiones a las que fuimos pudimos conocer muy bien los distintos tesoros que esconde el valle, como por ejemplo el pico Jano, donde la vista se recrea con la paz de los vientos. También conocimos a la Santuca, que es como llaman a la Virgen de la Luz, patrona de Liébana. Además, nuestra visita coincidió con su fiesta y la procesión más larga de Europa en el monasterio de Santo Toribio.

image
El grupo eufórico al llegar arriba

Desde él punto de vista deportivo, claramente los más fuertes eran Chucho y Alberto que tuvieron que realizar grandes esfuerzos en algunas ocasiones para no bajarse de la bici. Los altos valles pusieron a prueba a los más habilidosos sobre las dos ruedas. El lugar era maravilloso y por eso otros aprovecharon para hacer senderismo y subir El Alto de la Viorna, donde hay una cruz de 12 metros bien visible. Como ya os podéis imaginar, las vistas son increíblemente hermosas y la gente de esos lugares es admirablemente amable; de echo un día nos quedamos sin pan y unos vecinos nos prestaron una hogaza entera.

image
En la cima de Pico Jano dispuestos a bajar

 

image
En Valle de Liébana hablando con una lugareña
image
Durante una de las subidas