12.4.16 | Este sábado nos propusimos hacer una barbacoa en Villarmentero, en una finca custodiada por un fiero perro que responde al nombre de “wendy”.
El primer reto al que hubo que hacer frente fue al presupuesto, que era de 1€ por persona. Aunque parezca mentira, con esa cantidad nos dio para disfrutar de dos sabrosos bocatas cada uno acompañado de unas pipas desde la cima de una montaña de tierra donde Alejandro decidió instalar las sillas.
Nico y Rodrigo fueron los encargados de conseguir las brasas, con un resultado bastante aceptable, por su parte David jugaba con un coche de juguete que le quedaba un poco pequeño y Fosco disfrutaba como un enano dando brincos en un saltador que encontró. Santi nos enseñó junto con Nico cómo hay que lanzar un balón de rugby correctamente antes de volvernos a Niara.
En resumen, un buen plan. A la siguiente barbacoa iremos en bici, ¿quién se apunta?

IMG_20160409_185725

Advertisements